lunes, 29 de mayo de 2017

Nestlé Junior Crecimiento, la leche que se adapta a sus necesidades

Publicado por Jess Swan en 17:37
¡Hola!
En esta ocasión vengo para hablarte de las distintas variedades de leche Nestlé Junior Crecimiento que nos han dejado probar desde Nestlé como sus embajadores. En este post te voy a explicar con más detalle qué aportan estas leches y qué le han parecido a mi hijo (y de paso también doy mi opinión, ya sabéis que siempre pruebo lo que mi hijo tome o coma).
La leche Nestlé Junior Crecimiento es una leche que está adaptada a las necesidades nutrinacionales de los peques (a partir de un año) para que puedan seguir creciendo a su ritmo, puesto que cada uno es distinto. Cuentan con las variedades de sabor: original, galleta maría y cereales. Además también cuentan con una variedad con bajo contenido en lactosa y otra variedad de 2+ años. Está hecha de leche fresca de vaca providente de los valles del norte de España.
¿Qué aporta a nuestros pequeños?
  • El 81% de hierro que necesita para un desarrollo cognitivo normal (2 vasos al día).
  • Es fuente de calcio necesario para un normal desarrollo de los huesos.
  • Contiene 13 vitaminas y zinc para ayudarles en su crecimiento normal.
  • Sustituyen las grasas animales por aceites vegetales para su mejor digestión.
  • Reducción de las proteínas animales, evitando que en el futuro tengan riesgo de obesidad.
  • Está adaptada a sus necesidades.
Una vez hecha la introducción, me gustaría hablaros de nuestra experiencia acerca estas leches. Como sabéis mi hijo sigue con la lactancia materna a día de hoy por lo que no hemos introducido Nestlé Junior Crecimiento como sustitutivo sino en una de las comidas que ya iba haciendo. Concretamente lo hemos usado en la merienda, sola o junto a frutas como batido. La variedad que más le ha gustado a mi hijo ha sido la de sabor a galleta maría, aun que a mi me parece muy densa y se me ha hecho difícil al probarla jajaja. Todas tienen un sabor dulce, creo que para imitar la leche materna y que no tengan rechazo. También puntualizo que en mi opinión todas son bastante más densas de lo que suelo estar acostumbrada.

En cuanto a sus ingredientes hay dos cosas que me han llamado la atención: el azúcar y el aceite de palma. Recientemente ha habido mucho debate sobre si es o no es bueno para nuestros hijos. Estoy pendiente de una entrevista con una nutricionista para completar la información de este post. 

Actualizo el post con la información que me ha facilitado la nutricionista:
  • ¿Es necesario el azúcar en niños tan pequeños o ya les estamos mal educando desde pequeños?

"Solo se añade en muy pequeña cantidad y con el objeto único y exclusivo de mejorar la palatabilidad. Y me explico: las leches de crecimiento contienen ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales. Se añaden para aportar los nutrientes que no aporta la leche de vaca en este periodo de la vida en el que los niños no siempre tienen una dieta variada establecida; por ejemplo, puede que todavía no coman de todo, y puede que no coman pescado y no reciban suficiente omega 3, o no comen carne roja y no reciben el hierro necesario.  Estos nutrientes a veces transmiten cierto sabor indeseable  (sabor metálico), y por ello la adición de una ligera cantidad de azúcar añadida. El resto declarada, la mayor parte, procede de la lactosa propia de la leche. Adjunto enlace de la AEP al respecto, para más información. http://www.aeped.es/comite-nutricion/documentos/decalogo-sobre-las-leches-crecimiento-en-nino-pequeno"
  • Tras tanta controversia con el aceite de palma, ¿realmente es bueno para la salud de los pequeños?

"Permíteme recordar cómo se produce una fórmula infantil o preparado lácteo, para explicar la razón por la que la leche de crecimiento contiene aceite de palma.
 
La grasa de la leche de vaca no es adecuada para el niño, ya que contiene una composición en ácidos grasos muy diferente al de la leche materna. Es por ello que todos los preparados lácteos destinados a la población infantil se desnatan en principio, para añadirles luego una grasa adaptada y más parecida al perfil de la leche materna. La adición de aceites vegetales es la forma más habitual de hacerlo para conseguir un perfil de ácidos grasos adecuado para el niño, ya que con ellos se pueden aportar por ejemplo, ácidos grasos esenciales para el desarrollo del niño (linoleico y alfa-linolénico) que se encuentran en la leche materna, pero que en la leche de vaca apenas se encuentran. 
 
Nestlé garantiza la seguridad de sus productos además de realizar rigurosos controles de calidad al respecto, por lo que tenemos la total tranquilidad de que nuestros productos son absolutamente seguros. AECOSAN, (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) quien representa la máxima autoridad española en temas de seguridad alimentaria, ha publicado que no hay argumentos para prohibir la comercialización de este ingrediente.  Aun así, Nestlé es consciente de la preocupación del consumidor respecto del aceite de palma y siguiendo las recomendaciones de AECOSAN, (http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/ampliacion/aceite_palma.htm ) en la medida que es posible está procediendo a sustituir el aceite de palma de sus productos por otros aceites que permitan cubrir el objetivo nutricional buscado. "
Y eso ha sido todo por mi parte. ¿Le has dado o le das este tipo de leche a tus hijos? ¿Qué les parece?

No hay comentarios:

 

Jessca de pa Copyright © 2011 Design by Ipietoon Blogger Template | web hosting